miércoles, 23 de noviembre de 2016

Subir al Rucu

El autor del blog con el Dr Ayalkibet, de la U. de Barcelona en la cumbre del Rucu Pichincha 4696 m. La cumbre más alta de Europa es el Montblanc de 4809 m.
En Quito tenemos la fortuna de tener alta montaña a la puerta de nuestra casa. Si tomas el teleférico a las 8 de la mañana puedes estar a las doce y media de nuevo en Quito para comerte un ceviche

¿QUÉ HACE FALTA PARA SUBIR AL RUCU?

Botas, si no tenéis botas el calzado más tuco que tengáis. Es importante que sea fuerte pero flexible porque vamos a andar 6 horas. No os preocupéis por el esfuerzo, he visto abuelitas en la cumbre, niños de seis años y a un gringo calzado con flip-flops de plástico. Vosotros sois de la sierra, estáis genéticamente adaptados a las alturas, yo, que he subido como 14 veces solo estoy aclimatado (Para la explicación adaptado-aclimatado podéis preguntarle a Esteban Ortiz que tiene un master en biología de altura y os explica).

Pantalón, puede ser cualquier cosa finita, no vaqueros porque si se mojan se adhieren a la pierna se enfrían y son pesados. Mallas de licra, pantalones de yoga...

Gorra para el sol, crema solar porque el sol ahí arriba pega fuerte. Gafas de sol, guantes porque puede empezar a soplar el viento.

Llevaremos tres capas: camiseta sintética tipo la de la foto, forro polar y un chubasquero para el viento-lluvia.

Comida: algo de picar tipo chocolate, frutos secos. Un sanduche, una pieza de fruta. Agua entre un litro y tres litros. No se os ocurra llevar una sandía porque el exceso de peso en las subidas se paga.
Con Chelita, su hijo juan y Eduardo Herrera. El Rucu Pichincha al fondo

No hay comentarios:

Publicar un comentario