martes, 10 de diciembre de 2013

La autoridad pertinente autoriza...

Musicos callejeros llevando el absurdo a su máximo: le cantan a Ana Botella en las pruebas para ser aceptados como músicos callejeros. Los que los examinan se mueren de risa. España una vez más poniendo barreras para discernir a los que están dentro de los que están fuera. No llega como dicen los músicos la lógica de la gorra. No, la autoridad pertinente quiere, exige su permiso para algo tan trivial como cantar en la calle. Imagínate como será el resto: instituciones oficiales, organismos varios. La ley de "El que obedece no se equivoca". ¿Os quedaba alguna duda de porqué este país nunca sale del mismo agujero?

http://www.youtube.com/watch?v=-T_IlbqpSbk

No hay comentarios:

Publicar un comentario